Para la obtención de cada uno de estos certificados, tuvimos que pasar una auditoría, pero eso sólo fue el comienzo. Anualmente, tenemos que renovar cada una de estas certificaciones, lo que suponer pasar por 6 auditorías al año.

No nos importa.

Todo lo que sea necesario para que nuestros jamones cumplan con los más altos estándares de calidad.